Exposiciones / Fábrica de afectos

Fábrica de afectos

Esta muestra hace parte de los proyectos ganadores de los estímulos del Ministerio de cultura, para la realización de exposiciones en galerías y espacios independientes.

«…Con una evidente atracción, Antonio Yemail trabaja hace más de una década en una arquitectura específica para seres esquivos. Un camino que atraviesa la investigación, la academia, la práctica y a partir de ahora, la exhibición en clave científico-arquitectónica, y por qué no, artística. El proyecto, construido en un proceso largo y metódico, involucró estudios de casos reales de la relación gato y consorte. Tildar de amo o dueño a su contraparte humana sería una falta a la verdad, como expuso en la muestra itinerante Post Post Post del 2010. Estos estudios derivaron un tiempo después, en un catálogo de expresiones formales y espacios de apropiación felina, conglomerados bajo el nombre de El Vitrinazo, un proyecto de instalación para la antigua galería Liga de la Ciudad de México, proyecto que lamentablemente no vio la luz. Recientemente, su investigación se trasladó al campo académico, donde a través del taller Arquitecturas entre diversas formas de vida, profundizó, junto a un grupo de alumnos, las capacidades disciplinares de desdibujarse en el estudio de la propia idea del hábitat, pero en clave multi-especie…»

Martin Huberman

Arquitecto y curador

Artista: Antonio Yemail

Intalación completa

Instalación parte

Instalación parte 2

Campana

Pompones

Maqueta

 

Igor

Merengue

Merengue 2

Fábrica de afectos

Esta muestra hace parte de los proyectos ganadores de los estímulos del Ministerio de cultura, para la realización de exposiciones en galerías y espacios independientes.

«…Con una evidente atracción, Antonio Yemail trabaja hace más de una década en una arquitectura específica para seres esquivos. Un camino que atraviesa la investigación, la academia, la práctica y a partir de ahora, la exhibición en clave científico-arquitectónica, y por qué no, artística. El proyecto, construido en un proceso largo y metódico, involucró estudios de casos reales de la relación gato y consorte. Tildar de amo o dueño a su contraparte humana sería una falta a la verdad, como expuso en la muestra itinerante Post Post Post del 2010. Estos estudios derivaron un tiempo después, en un catálogo de expresiones formales y espacios de apropiación felina, conglomerados bajo el nombre de El Vitrinazo, un proyecto de instalación para la antigua galería Liga de la Ciudad de México, proyecto que lamentablemente no vio la luz. Recientemente, su investigación se trasladó al campo académico, donde a través del taller Arquitecturas entre diversas formas de vida, profundizó, junto a un grupo de alumnos, las capacidades disciplinares de desdibujarse en el estudio de la propia idea del hábitat, pero en clave multi-especie…»

Martin Huberman

Arquitecto y curador

Artista: Antonio Yemail